Tu gracia…

La vida cristiana la podemos definir como un continuo aprendizaje, de hecho puede ser una montaña rusa que muchas veces no comprendemos. De hecho cuando recién comenzamos a conocer de Dios nos encontramos con religiosidades, iglesias, posiciones, denominaciones, posturas y muchas cosas más que nos confunden.

En otras ocasiones adoptamos posiciones anti-bíblicas pensando que son muy bíblicas a causa de no tener una buena revelación del espíritu santo y al dejarnos llevar por doctrinas humanas y posiciones pastorales.

Ahora en ocasiones cuando no encontramos respuestas a muchas preguntas, que la religión no puede responder y mucho menos las doctrinas. Nos damos cuenta que solo la gracia de Dios puede sustentarnos, acogernos, abrazarnos y llevarnos al verdadero deleite de Dios. La palabra de Dios declara que su mayor deleite es AMAR… y es precisamente esa pequeña palabrita pero grande sentimiento.

La gracia de Dios es recibida gratuitamente, nosotros no hemos hecho nada para merecerla, y ninguno de nuestros intentos por alcanzarla seria posible o suficiente. Pero para Dios nada es sorpresa, a Dios no lo coge nada desapercibido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>