La soberanía de Dios…

¿Es acaso Dios, un Dios injusto?… esta es una pregunta bastante común en especial de los no creyentes, cuando la primera frase que nos mandan cuando les vamos a predicar es: “¿Si existe Dios entonces por que el mundo esta como esta?”, y esto por su puesto tiene una explicación teológica bastante fuerte, pero no queremos centrarnos en ese tema.

El pasaje que vamos a analizar breve mente es: Romanos 9:14 -24 “14 ¿Qué, pues, diremos? ¿Que hay injusticia en Dios? En ninguna manera. 15 Pues a Moisés dice: Tendré misericordia del que yo tenga misericordia, y me compadeceré del que yo me compadezca. 16 Así que no depende del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia. 17 Porque la Escritura dice a Faraón: Para esto mismo te he levantado, para mostrar en ti mi poder, y para que mi nombre sea anunciado por toda la tierra. 18 De manera que de quien quiere, tiene misericordia, y al que quiere endurecer, endurece. 19 Pero me dirás: ¿Por qué, pues, inculpa? porque ¿quién ha resistido a su voluntad? 20 Mas antes, oh hombre, ¿quién eres tú, para que alterques con Dios? ¿Dirá el vaso de barro al que lo formó: ¿Por qué me has hecho así? 21 ¿O no tiene potestad el alfarero sobre el barro, para hacer de la misma masa un vaso para honra y otro para deshonra? 22 ¿Y qué, si Dios, queriendo mostrar su ira y hacer notorio su poder, soportó con mucha paciencia los vasos de ira preparados para destrucción, 23 y para hacer notorias las riquezas de su gloria, las mostró para con los vasos de misericordia que él preparó de antemano para gloria, 24 a los cuales también ha llamado, esto es, a nosotros, no sólo de los judíos, sino también de los gentiles?”   

Este pasaje realmente confronta. Muchas veces queremos quitarle la soberanía a Dios, sin darnos cuenta que muchas de las cosas que pasan es por que el las permite. Incluso cuando oramos y oramos por cierta cosa, y no nos damos cuenta que Dios en su soberanía retrasa las cosas, tiene planes especiales con otras. E incluso se puede dar el privilegio de endurecer el corazón de faraón para mostrar su poder y su gloria. Es en definitiva un Dios de propósitos  un Dios creador que se puede dar el gusto de permitir ciertas cosas en los seres humanos, e incluso en nuestra Vida… 

 No te preguntes más por ciertas situaciones simplemente vive el presente, el ahora y el ya! Y deja que Dios en su soberanía actué a su manera. Tu preocúpate por caminar el camino de Jesús, viviendo cada día como la palabra quiere que vivas…

Cristiancol te bendice…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>